Gianni Alemanno en el Fórum Europa

El alcalde de Roma asegura que no tiene intención de llevar a cabo políticas "duras" contra los inmigrantes

Con el patrocinio de BT, Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 26 de noviembre. El alcalde de Roma, Gianni Alemanno, afirmó hoy que se ha dado una imagen negativa a nivel internacional de la política de inmigración que se lleva a cabo en Italia y explicó que "no tenemos intención en Roma de llevar a cabo políticas duras contra los inmigrantes, nuestra intención es que Roma sea una ciudad de acogida pero que atienda a la legalidad". Alemanno hizo estas declaraciones esta mañana en el Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum, donde el alcalde fue presentado por su homólogo en Madrid, Alberto Ruiz Gallardón.

El regidor romano señaló que en la capital italiana "hay episodios malos de racismo pero no existe un clima grave, tampoco en la periferia". Aunque dijo que una "periferia degradada, con la inmigración ilegal y las comunidades nómadas, es un reto del Gobierno local desde hace muchos años".

Alemanno explicó que, desde que llegó al cargo, hace siete meses, Roma ha reducido en un 30 por ciento la criminalidad y ha aprobado una ley que prohíbe la prostitución en las calles de la ciudad.

En esta línea, el dirigente italiano quiso dejar claro que "solidaridad y legalidad no se pueden separar porque no queremos ver crecer favelas en nuestra periferia como ocurre en América Latina". En este sentido, Alemanno señaló que "somos la capital del catolicismo y queremos que esto se refleje también en las periferias".

Asimismo, Alemanno señaló que "no queremos que nadie piense que el inmigrante es el enemigo" y en referencia a la comunidad rumana que reside en Roma, comparó la situación de ésta con "los italianos que emigraban anteriormente a EEUU: se pensaba que todos eran unos mafiosos".

Además, el alcalde señaló que "Roma ha crecido en los últimos años más de la media nacional", algo que agradeció a las administraciones de izquierda, que durante 30 años han gobernado la capital. Pero aseguró que "ha sido un crecimiento desequilibrado y nuestra misión es hacer que éste se convierta en equilibrado. Existen graves problemas de desigualdades sociales y esto lo tendrá que resolver la derecha".

También quiso dejar constancia de que, desde el Gobierno local se están llevando a cabo proyectos de solidaridad para combatir la intolerancia que se percibe en la periferia cuando no hay reglas" y reiteró que "integración y la legalidad son una misma cosa".

"Desde la administración tratamos de difundir la importancia del trabajo de los inmigrantes con papeles, ya que sin ellos, la ciudad no podría vivir", explicó. También aseguró que desde la administración local "estamos aumentando la colaboración con las comunidades de inmigrantes".

Evento relacionado: 

Galería