Fórum Europa con el presidente de Unió Democràtica de Catalunya

Duran i Lleida pide recuperar el “espíritu de concordia” de la Transición

Patrocinado por         

MADRID, 24 de noviembre. El líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran i Lleida, pidió este martes en el Fórum Europa recuperar el “espíritu de la concordia” que se desarrolló en la Transición para solucionar el desafío independentista de Cataluña y dijo que se debe hacer a través de un pacto en la Comisión Constitucional de la Cámara Baja.

En el citado encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Duran comenzó su alocución haciendo referencia a la muerte de Franco hace 40 años. “Me limito a recordar unos hechos que tienen su transcendencia política. Si algo identificó esa transición fue el diálogo; España se dotó de libertades y derechos y un estado de las autonomías con clara voluntad de homogeneización”, dijo.

Ahora que el sistema político presenta “claros síntomas de agotamiento”, España “necesita redefinir política y jurídicamente el Estado”. Por ello animó a todas las fuerzas políticas a renovar el pacto de la Transición tras las elecciones generales del 20 de diciembre que, aunque “va a ser difícil, hay que recuperar el espíritu de concordia”. “No será un camino de rosas, pero hay que hacerlo. Tenemos la obligación de formular un nuevo pacto”, aseveró.

En este punto, argumentó que la crisis económica de 2007 ha hecho repensar el modelo económico, por lo que es necesario pactar la Transición de un “deficiente” estado de bienestar, en el que hay ineficacia política, corrupción e incapacidad para gestionar las demandas de Cataluña.

SUBASTA DE PATRIOTISMO
Duran dijo que ante el problema catalán, “da igual” determinar “de quién es la culpa” y señaló que estamos asistiendo a una especie de “subasta de patriotismo”, que ha impedido a España “convertirse en una colosal Suiza”. A este respecto, dijo que ni España en su conjunto ni Cataluña en particular pueden quedarse de brazos cruzados ante el anhelo independentista de esta autonomía.

La solución en este sentido, agregó, pasa por una ponencia que se deberá abordar en la comisión constitucional del Congreso de los Diputados, que tiene el objetivo de ver los “clarísimos efectos de agotamiento político” del conjunto del Estado, y derivar en la actualización del pacto político de la Transición. Una ponencia que, en definitiva, dé una respuesta a la cuestión catalana y concluya con una disposición adicional en la Constitución que reconozca la realidad nacional de Cataluña.

“Guste o no la solución a Cataluña deberá encontrarse en el marco del Congreso de los Diputados”, algo en lo que Duran se ve “capaz” y “muy útil” para fraguar ese pacto en seno parlamentario.

“Si queremos que el diálogo tenga efecto, unos y otros deberán ceder. Así ha funcionado siempre, en cualquier tipo de relación. Para que sea posible es importantísimo reconocer al adversario. Si no eres capaz de entender su posición, no habrá posibilidad de pacto”, aseguró al referirse a la actuación del Gobierno de Mariano Rajoy frente a la deriva secesionista catalana.

Además, Duran abogó por una unión bancaria y fiscal. “Un concierto fiscal catalán, que sea solidario, y que se someta a una consulta”, reivindicó al referirse a la financiación de esta autonomía.

“No soy independentista y sé que nunca habrá un acuerdo para pactar la ruptura de España”, añadió para también decir que no se puede obviar que en las elecciones del pasado 27 de septiembre hubo una gran parte de la sociedad catalana que apostó por el secesionismo. No obstante, tampoco esos resultados “tienen legitimidad para plantear el inicio de la desconexión”.

Preguntado sobre la negativa del titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, a pagar a Cataluña lo que reclama del Fondo de Financiación Autonómica (FLA) -3.034 millones de euros-, Duran aseguró que el propio ministro dijo en la rueda de prensa del Consejo de Ministros que no se había gastado ni un euro en “veleidades independentistas”.

Afirmó que el FLA es “un buen instrumento”. En este punto recordó que el Estado puede acudir a la emisión de deuda en función de su PIB, y que en ese PIB “Cataluña colabora en un 19%”. En este sentido, dijo que, gracias a la aportación de Cataluña, el Gobierno tiene capacidad de endeudarse y, como consecuencia de esto, da ayuda a las comunidades autónomas mediante el FLA.

Por ello, enmarcó las declaraciones de Montoro en vísperas de una campaña electoral en la que quiere dar cuenta a los electores de que el asunto “está resuelto” con Cataluña.

Por último, en clave económica apuntó también que no cree que sean “tantas” las empresas catalanas que se vayan en caso de iniciarse el proceso independentista, “lo que no significa que haya empresas que, sin salir de Cataluña, empiecen a abrir centros en otras partes de España”.

Este tipo de “cambios” empresariales, dijo que surgen como consecuencia del “daño irreparable” de la resolución independentista aprobada en el Parlamento autonómico el pasado 9 de noviembre. “Si yo fuera empresario no invertiría en un país donde gobierna la CUP y esto es algo de sentido común”, zanjó.
 

Evento relacionado: 

Galería