Edmundo Bal en NEF Online

Cs reclama al Gobierno que “siente a la gente que piensa diferente” para consensuar unos Presupuestos

Mecenas Asisa, Cabify y socio tecnológico Microsoft

19 de junio de 2020. El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, reclamó al Gobierno en ‘NEF online’ que “siente a la gente que piensa diferente” en torno a una mesa para consensuar unos Presupuestos Generales del Estado que sirvan para remontar la actividad económica tras la crisis del Covid-19.

En este encuentro informativo telemático organizado por Nueva Economía Fórum, Bal respondió además con contundencia a la pregunta de si Ciudadanos estaría en la mesa de diálogo entre el Estado y la Generalitat de Cataluña si también puede negociar los Presupuestos.
Reiteró que esa mesa es, además de una mesa “de la vergüenza” y “del chantaje”, que no representa a la totalidad de la sociedad catalana, una mesa “ilegítima” porque en democracia se negocia en las instituciones que están previstas en su norma suprema, en este caso la Constitución, por lo que esa mesa presenta “un déficit democrático intolerable”. “Nunca nos van a ver apoyando esa mesa”, sentenció, porque es “contradictorio con el ADN de Ciudadanos” y además el Gobierno “se equivoca” si la considera prioritaria en la actual agenda política.
Sobre los Presupuestos, subrayó la “obligación” del Gobierno de “sentar a la gente que piensa diferente a la misma mesa” para negociar unas cuentas públicas que sean “razonables”, sobre la premisa de que los pactados en su momento por el PSOE y Unidas Podemos ya eran “inaplicables” y ahora serían especialmente “perniciosos”.
Edmundo Bal insistió en que Ciudadanos no ha modificado su actitud porque “desde el primer momento tendimos la mano” al Gobierno y subrayó que su partido reclamó la declaración del estado de alarma cuando aún el presidente, Pedro Sánchez, tenía “dudas” al respecto.
Ahora, denunció, Sánchez sigue hablando de 27.000 fallecidos cuando “parece que son más de 40.000”, miles de familias viven con incertidumbre su situación laboral, y la mayoría de los políticos “se insultan, se abroncan, se meten en las trincheras y a veces incluso se suben a las barricadas”, y frente a ello Ciudadanos sigue defendiendo “pensar con la cabeza” y tomar decisiones en función del interés general de los españoles.
En ese sentido, resaltó los estudios que indican que el confinamiento ha servido para salvar unas 450.000 vidas en España, “y eso ha sido con el voto de Ciudadanos” en las prórrogas del estado de alarma. También con su voto se ha aprobado un 'plan b' que debe servir para afrontar posibles rebrotes habilitando, en su caso, “confinamientos localizados” sin recurrir a ese instrumento excepcional.
Bal reconoció la “vergüenza infinita” que siente en el hemiciclo del Congreso cuando, en esa situación de miedo generalizado en la población, tanto por la situación sanitaria como por la económica y laboral, los diputados “andan desahogándose los unos con los otros”. “Los españoles no se merecen esto”, criticó.
"MANO TENDIDA PERO VIGILANTE"
En su defensa del diálogo y de la negociación, expresó su confianza en que socialdemócratas, conservadores y liberales puedan conseguir en la Unión Europea un “buen acuerdo” para España, por el que Ciudadanos ha trabajado desde el primer momento, reclamando al Gobierno “ir de la mano en Europa”.
Si ese “balón de oxígeno” sale adelante, explicó, Ciudadanos estará “vigilante” para que esos fondos se destinen “donde más falta hace”, es decir, al turismo, la automoción, las pymes y los autónomos. Estarán con la “mano tendida”, reiteró, “pero mano vigilante”.
Al hablar de la mesa de diálogo con Cataluña y de la posición de Ciudadanos, Edmundo Bal reiteró que los nacionalistas hablan de un “hecho identitario” defendido desde el supremacismo, mientras que la premisa de su partido es la defensa de la igualdad de todos los españoles, vivan donde vivan. Por eso, aseguró, los independentistas se han puesto “muy nerviosos” con esos acuerdos. “Hemos cogido la bandera de la igualdad y no la vamos a soltar nunca”, aseguro, y esa será su guía a la hora de afrontar cualquier negociación.
Insistió varias veces en que no ha sido su partido quien ha cambiado de posición, porque ya Albert Rivera propuso a Sánchez “una oferta muy sencilla” para evitar la repetición de elecciones, pero el líder socialista lo rechazó porque le guiaba la “calculadora electoral”, aunque luego resultara estar “estropeada” y perdiera votos y escaños.
La guía de Ciudadanos seguirá siendo la igualdad de todos los españoles y la defensa de la Constitución, también de la monarquía parlamentaria, precisó, “que tanto bien le ha hecho a este país” en la democracia. Negó así que su acercamiento al PSOE implique respaldar a quienes cuestionan la Monarquía, destacando, además, que a pesar de los acuerdos puntuales “no somos socios” y Ciudadanos sigue pensando que este Gobierno es “malo para España”.
Preguntado por los acuerdos que se han alcanzado en el Ayuntamiento de Madrid o en Castilla y León, Bal se declaró un “optimista irredento”. Además, aseguró que cree posible extender al Congreso de los Diputados “esa concordia, ese consenso” y para ello trabaja su partido, criticando cuando cree que hay que hacerlo, pero siempre “con respeto”.
Ciudadanos seguirá defendiendo el diálogo y el acuerdo, aseguró, entre fuerzas políticas que “abandonen el sectarismo, que huyan del populismo” y que contribuyan a buscar soluciones en beneficio del interés general de los españoles.