Durante su intervención en el Fórum Europa Tribuna Euskadi

Cataluña. Urkullu pide una "introspección" sobre el modelo de Estado tras el 1-O

Patrocinado por      

BILBAO, 2 de octubre. El lehendakari del Gobierno Vasco, Iñigo Urkullu, aseguró en el 'Fórum Europa. Tribuna Euskadi' que, tras los acontecimientos sucedidos en Cataluña, es más necesario que nunca una reflexión sobre el modelo de Estado actual porque "necesita una remodelación" y, además, un ejercicio de "introspección, de todas las partes" sobre el sistema territorial de "cafe para todos" que considera que no ha funcionado.

Durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Urkullu afirmó que "la pretensión de diluir la realidad nacional de Euskadi y Cataluña en un modelo de Estado Autonómico descentralizado no ha dado resultado" y que aplicar soluciones "uniformes a realidades diferentes" no funciona.
 
El jefe del Ejecutivo vasco reflexionó sobre la democracia y la participación democrática, que considera que todavía "tiene mucho que mejorar". "Es necesario tomarnos un poco de tiempo todos y pensar realmente qué es lo que ha sucedido", dijo.
 
Urkullu reafirmó su convicción en términos como el acuerdo o la bilateralidad, y en la necesidad de la reformulación del modelo de Estado. En este sentido, se mostró convencido de que después del año 1978 hasta hoy en día la sociedad española "ha cambiado" y existen nuevas realidades que necesitan de una respuesta y, por lo tanto, de un nuevo modelo de Estado "mirando a la Unión Europea".
 
"Creo que es necesario, a pesar de las presiones que todos puedan tener, tomarse un tiempo, valorar lo que es el término y concepto que tantas veces hemos apelado, la convivencia". Urkullu opinó que es necesario realizar una reflexión, "sin renunciar a nuestros principios e ideales para ponerlos al servicio de la convivencia". Además, pidió "gestionar los sentimientos" para no provocar la fractura social que afecte a la convivencia.
 
ESTADOS Y NACIONES
 
En el coloquio posterior a su intervención, Urkullu se preguntó si lo que realmente está en cuestión es el concepto de soberanía y "eso vale para quienes son estados-nación y para los que somos naciones sin estado".
 
En este sentido, reflexionó sobre la repercusión en la economía y en el proceso de recuperación y el riesgo de desaceleración. "Tenemos que ser conscientes de que este tipo de procesos, los resultados de las elecciones en Alemania, el Brexit, etc. pueden afectar a nuestra economía y a nuestro autogobierno".
 
Asimismo, reconoció que "necesitamos acuerdo a todos los niveles", por lo que no despreció "que estas situaciones generen situaciones que creen incertidumbre".
 
Preguntado si tendría voluntad de actuar como mediador entre el gobierno catalán y el gobierno central, Urkullu lamentó que el diálogo sólo se haya planteado "por algunos" tras el 1 de octubre y recordó su convicción en la negociación, aunque descartó asumir ese papel. "No voy a entrar en lo que son los errores de Rajoy o Puigdemont, creo que eso hay que dejarlo ya en el pasado e incidir en la introspección y evitar la fractura social".
 
Sobre su relación y al apoyo al Gobierno de Mariano Rajoy a partir de este momento, Urkullu no quiso pronunciarse ya que hablaba como presidente del Gobierno autonómico y no como dirigente del PNV. "Como representantes institucionales debemos seguir manteniendo relaciones institucionales con cualquier gobierno," además insistió una vez más en el cumplimiento de "una ley orgánica" como es la del Estatuto Vasco y volvió a reclamar la transferencia de las competencias pendientes. "Defensa del Estatuto y el cumplimiento del Estatuto" afirmó.

Evento relacionado: 

Galería