En el desayuno informativo del Fórum Europa

Casado ofrece a Santamaría “integración” pero a partir del Congreso del PP

Patrocinado por            

MADRID, 16 de julio.Pablo Casado, candidato a la Presidencia del Partido Popular, afirmó este lunes en el Fórum Europa que “por supuesto que será posible integrar” a una “compañera extraordinaria” como Soraya Sáenz de Santamaría, la otra contendiente en las primarias, pero a partir del Congreso Nacional que el PP celebrará el 20 y 21 de julio.

Así se pronunció en el mencionado encuentro informativo que organizó Nueva Economía Fórum en Madrid, donde defendió que su proyecto ejemplifica “la unidad real y la integración efectiva”, habida cuenta de que ya “colabora” con los cuatro precandidatos que no lograron superar el corte de la primera vuelta de las primarias.
 
“Yo me veo como presidente del PP, creo que el PP va a ganar y por tanto espero que ganemos y con mayoría suficiente para transformar España”, manifestó al término del coloquio, momento que aprovechó para enfatizar que no prevé “ninguna fractura” en el seno de su partido tras estas primarias. “Yo soy experto en coser”, defendió.
 
Continuó diciendo que ahora “no hay presiones”, sino “vocación de integración, y la va a haber al día siguiente del Congreso”. “Quiero que Soraya tenga sitio en esta candidatura en la que ya estamos cinco candidatos”, recalcó, al tiempo que valoró que el PP saldrá “más fuerte y más ilusionado que nunca” con el nuevo liderazgo.
 
APOYO DEL RESTO DE PRECANDIDATOS
Aseguró que es un “honor” poder “colaborar” con Elio Cabanes, al que definió como “representante de concejales, sin tarjeta y sin despacho” en el PP, así como con José Ramón García-Hernández, “exponente de la imagen internacional y de los valores humanistas”. También mentó a José Manuel García-Margallo, un exministro que es “referencia internacional”.
 
A María Dolores de Cospedal, quien previamente había dicho que Casado es una “magnífica opción” para liderar el PP, le agradeció que haya decidido “generosamente” que podían “compartir” equipo y una “idea clara de lo que necesita el PP y necesita España”. “Es mi jefa, mi amiga y una referencia política indiscutible para mí”, señaló ante Cospedal y exministros que inicialmente se posicionaron del lado de la secretaria general y que ahora están de su parte, como Rafael Catalá e Isabel García Tejerina.
 
Estos apoyos, defendió Casado, suponen el “exponente máximo” de que “la integración es posible”. “Tengo que recordar que si hemos sido capaces de la integración de cinco, seremos capaces de garantizar un PP unido. Soy optimista”, prosiguió el candidato al liderazgo del PP, convencido de que “si lo hacemos bien y sabemos integrar, vamos a ayudar a ganar elecciones”.
 
SANTAMARÍA
En este punto, hizo especial hincapié en que la integración también será viable con la otra candidata al liderazgo. “Por supuesto que será posible integrar a una compañera extraordinaria como Sáenz de Santamaría”, dijio, aunque matizó que esta integración será a partir de la votación del próximo sábado, 21 de julio, donde los compromisarios votarán para elegir al sucesor de Mariano Rajoy.
 
“No admito que nadie de mi entorno haya hecho nada a la otra candidatura”, sostuvo tras quejarse el equipo de Sáenz de Santamaría a la Comisión Organizadora del Congreso del PP por la difusión de un vídeo en el que se cuestionan los apoyos que tiene la exvicepresidenta y que pueda enarbolar la “regeneración” prometida. “Ese vídeo a quien más perjudica es a mí”, añadió.
 
ORGANIGRAMA
Admitió que todavía no ha pensado en el organigrama de su Ejecutiva en el caso de que logre hacerse con la Presidencia del PP, basándose en que es un asunto “secundario” y ahora está centrado e ir “hasta el final y hasta la votación”. “El Congreso solo exige que se lea la lista de personas que van a integrar la dirección; el reparto de funciones se puede hacer en un Comité Ejecutivo y para garantizar la integración sí se puede dejar claro que se podrá configurar un organigrama una vez sabido el resultado”, explicó.
 
Sobre el papel que podría desempeñar en el futuro del partido el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, indicó que es una “referencia” para él “y un ejemplo de lo que se puede hacer a nivel nacional”. “Será lo que quiera, cuando quiera y como quiera”, prometió, escudándose en que “no se puede desaprovechar el talento” y tanto el líder del PP gallego como la secretaria general son personas a las que quiere tener “muy cerca” porque son “indispensables”.
 
Abogó por ser “propositivos y no reactivos” y en ello se basó para defender que esté haciendo política en este proceso interno que vive el PP tras la marcha de Rajoy. Su idea, dijo, es “romper la placa de hielo de la desilusión y el pesimismo”.
 
CATALUÑA Y LEY ELECTORAL
Entre sus medidas, desgranadas a lo largo de la campaña, defendió un “rearme institucional” en Cataluña a través del Código Penal, incluyendo el delito de sedición impropia y el de convocatoria ilegal de referéndum.
 
Se comprometió a intentar modificar la ley electoral para garantizar que gobierne la lista más votada al menos en el campo municipal y también a impulsar una “agenda reformista de competitividad” con una nueva “revolución fiscal” con la que poder bajar el IRPF y el Impuesto de Sociedades.
 
A su juicio, también hay que revisar la Administración para que prime “la meritocracia” y hacer ver que “lo más progresista es defender la vida y la familia”.
 
Por último, con respecto a su posición sobre la gestación subrogada, manifestó que su postura es “la misma” que aprobó el PP en el 18 Congreso Nacional de febrero de 2017. “Estaremos a lo que diga la comisión de bioética” y los expertos a la hora ver de ver una regulación que “puede tener connotaciones muy divisivas y polémicas”, remachó.

Evento relacionado: 

Galería