Cáritas subraya que una de cada cuatro personas que pidieron ayuda durante la pandemia no lo había hecho antes

Mecenas Asisa, Cabify y socio tecnológico Microsoft

24 de julio de 2020. El presidente de Cáritas Española, Manuel Bretón, aseguró en 'NEF Online' que la pandemia del coronavirus ha provocado un aumento del 57% de las personas atendidas por esta organización y una de cada cuatro personas que pidió ayuda no lo había hecho antes.

Así lo indicó durante su intervención en un encuentro informativo organizado telemáticamente por Nueva Economía Fórum, en el que añadió que "cuando acabe esta emergencia, algunos dejarán de solicitar nuestra ayuda pero, por desgracia, otros continuarán". Durante esta crisis sanitaria "nuestro apoyo se ha triplicado en estos meses porque la Covid-19 ha sido desolador".

Pese a ello, remarcó Bretón, "podemos presumir de nuestra actividad diaria y mis quebraderos de cabeza siguen siendo todas las personas de bien de este país, la protección de los derechos humanos de los más vulnerables, de esos descartados cuyo número se ha multiplicado a causa del coronavirus. Y una gran preocupación por el desamparo extremo que afecta a las personas sin hogar, a quienes viven en condiciones infrahumanas como los temporeros que viven en asentamientos por la recogida de la fruta. Y que el coronavirus les ha afectado especialmente". Pero, aseguró que "además de preocupaciones también tengo una gran esperanza en el futuro".

En cuanto a los inmigrantes, el presidente Cáritas Española aseguró que la situación de este colectivo "es una de nuestras preocupaciones". De hecho, destacó que "en la inmigración tenemos una base para reconstruir nuestro país que cuenta con un déficit demográfico en cuanto a la natalidad. No hay que olvidar que estas personas salen de sus países buscando una vida mejor".

En respuesta a una pegunta del Padre Ángel, de Mensajeros de la Paz, el presidente de Cáritas Española, respondió que ante crisis como ésta, "hay que adoptar una triple actitud: interioridad, solidaridad y esperanza".

Una de las actividades más golpeadas por el coronavirus han sido las residencias de mayores. En este sentido, Bretón explicó que "el virus también entró en nuestros centros residenciales. Tenemos una red  de más de 30 residencias de Cáritas y aunque hemos mantenido la limpieza y las medidas necesarias con la ayuda de la UME, el coronavirus provocó algunos fallecimientos de residentes pero también entre nuestro personal y voluntariado".

Como reflexión, Manuel Bretón señaló que "si algún día Cáritas tuviera que cerrar lo haría porque ya no es necesaria pero por desgracia seguirán existiendo personas vulnerables a las que seguiremos ayudando".