Natalia Peiro, Secretaria General de Cáritas en el Fórum Europa

Cáritas denuncia que en 12 años la cuantía por hijo a cargo sólo subió 5 céntimos mensuales

Bajo el mecenazgo de          

MADRID, 13 de junio. La secretaria general de Cáritas, Natalia Peiro, denunció este jueves en el Fórum Europa que “en 12 años la cuantía por hijo a cargo sólo subió cinco céntimos mensuales”, lo que contribuye a la situación de precariedad en que están muchas familias españolas tras la crisis.

Así lo dijo durante un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, en el que expuso las grandes líneas del VIII Informe de la Fundación Fomento de Estudios Sociales y Desarrollo Social en España (Foessa), que hace referencia a los datos recogidos hasta el año pasado por esta organización católica, antes de que se anunciasen las medidas impulsadas por el Gobierno para paliar la pobreza infantil.
 
Las prestaciones, según el estudio, siguieron en esos años una evolución declinante que les ha incapacitado para hacer frente con eficacia el reto de la pobreza a los hogares con niños. En doce años, la cuantía por hijo a cargo pasó de 24,25 a 24,30 euros mensuales, sostiene el citado informe, que muestra que 8,5 millones de personas están en exclusión social en España, lo que supone 1,2 millones más que antes de la crisis. Peiro subrayó especialmente que “la exclusión social se enquista” con 1,8 millones de personas “expulsadas” de la sociedad.
 
Colectivos como el de las familias con niños es uno de los más expuestos a la exclusión, pues “el 33% de las familias numerosas y el 28% de las familias monoparentales se encuentran en exclusión social”. El informe Foessa también refleja que el 21% de todos los hogares con menores se encuentran en exclusión social y que hay un riesgo de la transmisión intergeneracional de la pobreza.
 
Además, el documento cuestiona que uno de cada tres hogares españoles necesita cuidados por crianza, edad avanzada, dependencia o enfermedad. “Y eso se resuelve por la mercantilización de los cuidados”, lamentó, por lo que “aquellos que no pueden pagarlos lo harán en la exclusión social”.
 
COLECTIVOS EN RIESGO
 
Foessa, relató Peiro, pone sobre la mesa el difícil panorama que viven otros sectores de la población. Las mujeres también están en desventaja, pues el informe calcula que una mujer necesita trabajar 1,5 horas más al día para ganar lo mismo que un hombre y, si es inmigrante, "dos horas más", criticó.
 
Asimismo, el 30% de las personas con discapacidad se encuentran en situación de exclusión social y un 16% en exclusión social severa, el doble de las personas sin discapacidad.
 
La responsable de Cáritas quiso desbancar prejuicios hacia la población inmigrante, ya que el 50% de la población española piensa que los inmigrantes reciben más de lo que tributan. Por ello, recordó especialmente a esa parte de la sociedad que está "en el filo de la navaja" (seis millones de personas, según Foessa), en la que es más posible que se asienten ideas xenófobas por la posible pérdida de su estatus, que los inmigrantes "aportan el 10% de los ingresos de la Seguridad Social".
 
RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS
 
Por todo ello, la secretaria general de Cáritas apeló a plantear un debate para que se establezca “un escenario de responsabilidades compartidas”, que cuente con el trabajo “conjunto” entre administraciones públicas, entidades no lucrativas, empresas sociales, iniciativas ciudadanas y profesionales.
 
Esas conversaciones, pidió, deben conducir a políticas que tengan en cuenta a los pobres, ante el desencanto generalizado tras la crisis hacia los responsables públicos por la poca atención prestada desde el poder a las personas que peor lo pasan. "No conocemos campañas que animen a los más pobres para votar. Si no votan los pobres ahondarán más su situación de exclusión", avisó.
 
En este contexto, recordó que el documento registra tasas de hasta el 75% de abstención en las citas electorales en los barrios más desfavorecidos, mientras el empleo se ha pasado a considerar "un privilegio y no un derecho".
 
El 14% de las personas que trabajan, agregó, están en exclusión social. Y la vivienda también es condición desencadenante de esa exclusión, pues el 35% de los excluidos en el empleo también lo están en la vivienda.
 
En esta línea, confesó que Cáritas ha enviado un resumen del VIII Informe Foessa “a todos los políticos” y el “gordo” al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. El informe ha sido elaborado por 125 investigadores de 30 universidades y 13 organizaciones de acción e investigación, con información de 11.600 hogares de todas las comunidades autónomas.
 
En el desayuno, acompañaron a Peiro el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Joaquín Goyache, y la vicerrectora de la Universidad Pontificia de Comillas, Ana Soler. Entre las decenas de asistentes se encontraba la secretaria de Estado de Servicios Sociales del Gobierno de España, Ana Lima.

Galería