Durante su intervención en el Fórum Europa

Carcedo apela a la “sensibilidad” del nuevo Congreso para acelerar la Ley contra la violencia infantil

Bajo el mecenazgo de       

MADRID, 20 de noviembre. La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, apeló este miércoles en el Fórum Europa a la “sensibilidad” de los grupos políticos del Congreso de los Diputados tras las elecciones del 10 de noviembre para desatascar “lo más rápidamente posible” la ley de violencia contra la infancia, que aún debe ser aprobada por las Cortes.

“La ley está lista; espero que las nuevas fuerzas políticas que configuren el nuevo Parlamento tengan la sensibilidad suficiente para aprobarla lo más rápidamente posible. Se lo debemos a los niños y niñas de ahora y a los que una vez quisieron serlo y no lo lograron”, declaró durante su intervención en el desayuno informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum.

Coincidiendo con el Día Universal del Niño, en el que se celebran los 30 años de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada el 20 de noviembre de 1989 por Naciones Unidas, la ministra puso el foco en esta ley, que se ha visto paralizada por las sucesivas convocatorias de elecciones y la consecuente disolución de las Cortes.

De hecho, hace ya casi un año que el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto, que recibió luz verde el 28 de diciembre de 2018. “Algunos de vosotros me habéis reiterado que el proceso de elaboración de la ley está siendo demasiado lento”, reconoció Carcedo ante decenas de representantes de ONG como Save the Children, Unicef o la Plataforma de Infancia.

Esta ley es importante porque modifica hasta 11 leyes, entre ellas el Código Penal. En concreto, retrasa la prescripción de los delitos de abusos sexuales a menores a fin de que los agresores no se vean eximidos de sus atrocidades por el hecho de que las víctimas se atrevan a denunciar años después de los hechos, cuando ya son adultos.

“Todo el trabajo alrededor de la elaboración de esta ley orgánica ha sido muy intenso; ha sido emocionante ver la sensibilidad y entrega de los expertos”, valoró la ministra, que añadió que la Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia “aspira a ser integral” y a “proteger a los menores en todo su entorno”.

Además, recordó que contemplará nuevos delitos como la difusión a través de Internet de contenidos que inciten a los menores al suicidio, como ocurrió con iniciativas como la conocida como ‘la ballena azul’, un supuesto ‘juego’ a través de pruebas y que acababa con el menor tratando de quitarse la vida. También incluirá como delito la promoción de hábitos que conduzcan a trastornos alimenticios.

“La norma nos corresponsabiliza como ciudadanos al establecer el deber de comunicación de situaciones de riesgo” en las que haya menores implicados, agregó Carcedo. Asimismo, la ministra en funciones mencionó algunos datos sobre la incidencia de la violencia sobre la infancia en España.

En 2018, cerca de 38.000 menores de edad fueron víctimas de violencia; mientras que la mitad de las víctimas de los delitos contra la libertad sexual (agresiones  y abusos sexuales) son niños y niñas. “Más aún es el hecho de que las denuncias infraestiman la gravedad del problema, sólo una quinta parte de estos abusos son denunciados”, alertó.

La intervención de María Luisa Carcedo en este evento de Nueva Economía Fórum se enmarca en el Día Universal del Niño, que conmemora el día en que la Asamblea General de la ONU recomendó en 1954 destinar un día a fomentar la fraternidad entre los niños y las niñas del mundo, así como promover su bienestar.

Evento relacionado: 

Galería