NEF Online con doña Nadia Calviño, Vicepresidenta Tercera y Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital

Calviño recomienda analizar “con mucho cuidado y en profundidad” la opa de IFM sobre Naturgy al afectar a un sector estratégico

Mecenas     socio tecnológico Microsoft

28 de enero de 2021. La vicepresidenta tercera del gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, destacó en ‘NEF online’ la necesidad de analizar “en profundidad y con mucho detalle” la oferta pública de adquisición (OPA) lanzada por el fondo australiano IFM por más de 5.000 millones de euros para hacerse con cerca del 23% de Naturgy.

Así lo indicó durante su participación en el foro telemático organizado por Nueva Economía Fórum, en el que afirmó que “es prematuro pronunciarse sobre esta operación porque todavía no se ha iniciado el procedimiento ni se ha producido la notificación ni el análisis en profundidad del Gobierno ni de otros organismos”.

Para la ministra, preguntada sobre si España se ha convertido en un país “de saldo”, “el hecho de que los inversores extranjeros muestren interés por las empresas españolas es un signo positivo, de confianza, de que España es un país que tiene unas buenas perspectivas económicas, un país interesante con una perspectiva de crecimiento importante a largo plazo, y por eso atrae a los inversores internacionales”.

Sin embargo, aseguró que “esto no debe obviar el hecho de que tenemos que analizar en profundidad y con mucho detalle la operación porque se trata de un operador en un sector estratégico como es el de la energía, con operaciones con infraestructuras críticas para nuestro país, y en un momento además particularmente estratégico en el que estamos abordando todo el proceso de transformación del sector energético en nuestro país”.

Por ello, consideró “evidente” que el Ejecutivo tiene que examinar la operación “con mucho cuidado, detenimiento y detalle” y puso en valor la decisión que tomó el Gobierno en abril de 2020 de introducir una normativa para que el Ejecutivo tenga la última palabra a la hora de autorizar adquisiciones de partes significativas de compañías españolas por parte de inversores extranjeros.

“Se confirma que hicimos bien en poner en marcha esta reforma normativa y establecer instrumentos que nos permitan asegurarnos de que cualquier operación de toma de participación significativa en una empresa española que esté en un sector estratégico va a contar con un procedimiento para poder tener un análisis profundo y detallado que evite que podamos tener problemas desde el punto de vista de nuestros intereses estratégicos de cara al futuro”, afirmó al respecto.