El Director de la Fundación Príncipe de Asturias, en el Fórum Europa

Calificó los premios de "bandera de la España culta" y "motor económico"

Acto con el patrocinio de BT, Asisa y Red Eléctrica de España

MADRID, 5 de octubre.- Graciano García explicó los orígenes de estos galardones, que desde 1981 "buscan potenciar la libertad y hacer un mundo mejor". También aprovechó la ocasión para agradecer el apoyo que la Casa Real -en concreto el Príncipe de Asturias- y la sociedad civil han prestado a un proyecto que nació en un momento en el que la democracia en España era aún incipiente, así como el auspicio de la UNESCO y la ONU.

  

A lo largo de los 25 años que ahora cumplen, los premios han adquirido una gran repercusión. Según las últimas encuestas de la fundación, son conocidos por el 95% de los españoles, y el 85% cree, además, que contribuyen a mejorar la imagen de España internacionalmente, algo que alegra particularmente a Graciano García, que bromeó sobre "el absurdo complejo de inferioridad de los españoles".

   La importancia que la fundación que dirige tiene en Asturias fue otro de los puntos clave del acto, conducido por el periodista asturiano Diego Carcedo. Graciano García recordó también la dimensión económica de unos premios que "no sólo generan ingresos, sino que también crean empleo y fomentan las relaciones internacionales".

   Por último, un vídeo recordó a algunos de los premiados a lo largo de estos años, como Nelson Mandela, Yaser Arafat, Rigoberta Menchú, Günter Grass, Pedro Duque, Woody Allen o Stephen Hawking.

Evento relacionado: 

Galería