Miguel Sanz Sesma inaugura la segunda jornada del Encuentro Financiero

Caja Navarra prevé una mora del 4% y un crédito del 6% en 2009

Con el patrocinio de  y

MADRID, 24 de marzo. La tasa de morosidad de Caja Navarra cerrará 2009 en el 4%, frente al 2% en que se situó el pasado ejercicio, y el crédito crecerá un 6% durante el año.

Así lo explicó hoy el presidente del Gobierno de Navarra y de la entidad financiera, Miguel Sanz, durante su intervención en el "Encuentro Financiero 2009", organizado por Nueva Economía Fórum.

“El crédito se ralentiza como la economía, a veces por falta de demanda”, indicó el presidente de Caja Navarra, quien en todo caso quiso dejar claro que “damos crédito y seguiremos dando” porque “es lo propio de nuestra actividad.

En este sentido, subrayó que “estamos saliendo a buscar a los clientes”, a través de acuerdos con organizaciones empresariales porque “es la responsabilidad de la entidad”.

Por otra parte, descartó una fusión de la entidad, la única de la región, con alguna de otra comunidad, aunque señaló que “hay otros métodos de concertación que puede ser utilizados”.

Se trata de alianzas estratégicas con otras entidades en determinados actividades de negocio. La caja se encuentra, según Sanz, en estos momentos inmersa “en alguna negociación” aunque el proceso está en un momento “incipiente”.

Sobre que la entidad se extienda a otras regiones (en la actualidad está presente en cinco) afirmó que es algo que “no descarta” siempre con criterios de “prudencia y análisis riguroso” de si es una operación rentable.

MENOS PRESENCIA POLÍTICA

Por otra parte, Sanz destacó la importancia de reducir la presencia público-política en los órganos de dirección de las cajas, algo que ha llevado a cabo la entidad y en lo que quiere seguir avanzando.

El presidente de Caja Navarra defendió que la entidad afronta con “salud y fortaleza” la actual coyuntura de crisis y valoró el actual modelo de las cajas de ahorros, que nunca han tenido que utilizar el Fondo de Garantía de Depósitos.

Sanz apostó además por la banca cívica para afrontar la crisis, una estrategia basada en la “transparencia” y la “participación”.

Se trata de que el cliente sepa cómo contribuye a los beneficios de la entidad y que éste pueda decidir a quién se prestan sus ahorros y a qué se destina parte de la Obra Social.

La banca cívica “es una alternativa, una nueva forma de aliarse con la sociedad”, sobre todo cuando “uno de los fundamentos de la crisis es la falta de valores cívicos”.

Evento relacionado: 

Galería