Foro de la Nueva Economía con el comisario europeo de Presupuesto y Recursos Humanos

Bruselas pide a los Estados aportar más a la UE para cubrir el "agujero británico" o afectará a sus programas

Bajo el mecenazgo de Red Eléctrica de España

MADRID, 5 de marzo. El comisario europeo de Presupuesto y Recursos Humanos, Günther Oettinger, afirmó este martes en el Foro de la Nueva Economía que los estados miembros "deberían estar dispuestos a aportar más para superar el agujero británico" que va a suponer el Brexit, si se quieren mantener los programas, ya que la salida de Reino Unido supondrá la pérdida de hasta 27.000 millones.

Así lo dijo en un acto informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, donde estuvo presentado por la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, donde indicó que los británicos son "pagadores netos".

El comisario europeo explicó que, a diferencia de las regiones, los municipios o los gobiernos, la Unión Europea no puede emitir deuda de forma que "nuestros gastos se tendrán que adaptar a los ingresos" si no se toman medidas para paliar la cuota británica.

En este punto, defendió la oportunidad de asumir dicho compromiso para "fortalecer e impulsar programas importantes" para la ciudadanía europea. Oettinger indicó al respecto que el 70% del presupuesto europeo está enfocado a programas claves que "tendrán que ser recortados" de no conseguirlo.

Oettinger reconoció que las expectativas de España en esta materia frente a la UE "son muy pequeñas", a diferencia de otros países menos proclives a ayudar a solventar el gap británico.

"Cuando un tío rico muere, que siempre les ha visitado por navidades y traído regalos a sus hijos, cuando acaba en el cementerio ya no viene y las navidades van a ser más austeras", glosó para ilustrar la situación que se encara.

Oettinger reconoció la falta de visibilidad sobre el desenlace final en Reino Unido por la existencia de hasta cinco tendencias políticas sobre cómo afrontarlo en el Parlamento de Londres, desde los que quieren una secesión aún sin acuerdo a los que prefiere permanecer en la UE o piden elecciones anticipadas para resolverlo.

Sin embargo, juzgó como positivo que frente al 30% de parlamentarios que desean un Brexit sin acuerdo, el 70% quieren evitarlo y valoró que la "mayoría" de partidos conservadores y socialistas "no estén dispuestos a aceptar esa postura" (la más radical).

"Pienso que va a ser posible una solución más inteligente que una salida sin acuerdo", se mostró esperanzado subrayando que una salida desordenada sería fatal para el Reino Unido y dañaría a la Unión Europea.

"Si esta salida se produce de forma desordenada será una catástrofe para el Reino Unido" y causará un "daño" evidente a la Unión Europea. "Por eso contamos con que se pueda producir una salida ordenada" que no perjudique las exportaciones e importaciones, ni a los ciudadanos y deje bien resueltas materias de "vecindad" como son las que atañen a Gibraltar, indicó.

"Un Brexit desordenado supondría un primer riesgo para el desarrollo económico de Europa" en los sucesivos años, enfatizó.

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, también coincidió con él en que el "reto más importante" que hoy encara Europa es precisamente el Brexit durante la presentación del acto informativo, donde reivindicó más Europa de cara a las próximas elecciones para "reforzar" también los valores de la Unión.

Evento relacionado: 

Galería