Foro de la Nueva Economía con el presidente de la Cámara de Comercio de España

Bonet cree que la Crida “no está aterrizando bien” y no comparte los movimientos que “perturban” la normalidad

Bajo el mecenazgo de   

MADRID, 29 de enero. El presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Bonet, manifestó este martes en el Foro de la Nueva Economía que la Crida, el movimiento político impulsado por Quim Torra, Carles Puigdemont y Jordi Sánchez, “no parece que esté aterrizando bien".

Así lo dijo Bonet en un acto informativo organizado por Nueva Economía Fórum en el que fue conferenciante.

El máximo responsable de la Cámara de Comercio consideró que los líderes del independentismo catalán “tienen sus propias maneras de ir por el mundo con esto de la Crida, por lo que voy leyendo no parece que esté aterrizando bien”.

Bonet se declaró catalán, español y europeo y afirmó que “la situación que tenemos allí de anomalía no me gusta nada”. A su juicio, se debe trabajar “mucho” para “recuperar la normalidad” y “todo lo que sea movimientos que puedan perturbar esa marcha hacia la normalidad y la concordia no me gustan”.

Defendió el papel de las cámaras de comercio como elemento de “fortalecimiento y vertebración del país” y pidió “aprovechar la capilaridad del sistema cameral para que, frente a movimientos populistas, se pongan en valor la concordia y los valores del sistema que ha llevado España al éxito, la constitución del 78 y la democracia, el estado de derecho, el estado del bienestar, la economía de mercado, la monarquía y el estado de las autonomías”.

En referencia a la Corona, Bonet mostró un “gran respeto” por el rey Juan Carlos y defendió su figura porque “para España ha sido muy importante lo que ha hecho” pese a que “sí” ha cometido errores. También manifestó su “respeto absoluto y admiración por Felipe VI” por ser una persona que “hace los deberes”. “No me extraña que quien quiera cargarse el sistema, lo ponga en primera línea”, afirmó, y reclamó “apoyarlo, como hay que apoyar un sistema que ha beneficiado a los españoles de manera extraordinaria”.

Subrayó que “no podemos dejar que populismos extraños impongan una marcha hacia el antisistema, no entiendo como un país como el nuestro que ha dado un salto gigantesco en los últimos 50 años a mejor quiera romper el sistema que lo ha permitido, no lo entiendo, y debemos defenderlo”.

LABOR DE LAS CÁMARAS

Por otra parte, el responsable de la Cámara de Comercio apuntó que se debe trabajar en la digitalización y la institución que preside va a presentar una batería de medidas para impulsar la transformación digital de las empresas.

También abogó por la internacionalización porque durante la crisis desaparecieron 300.000 pymes y las que quedaron vieron una opción en su salida al mercado exterior.

A su juicio, la educación es otro campo de batalla. En esta materia, apostó por una educación “en valores” y “engarzar el mundo de la empresa y el mundo de la universidad”. También apuntó la tarea que queda por hacer en el terreno de la formación profesional dual, para que llegue a las pymes.

En esta línea, indicó que con casi medio millón de jóvenes en paro, las empresas no pueden cubrir entre 300.000 y 500.000 puestos de trabajo porque no encuentran los perfiles cualificados que buscan. Bonet aseguró que queda pendiente vincular estrechamente los sistemas educativos con las necesidades competenciales de las empresas que buscan en el mercado de trabajo y no encuentran.

Defendió el trabajo de las cámaras de comercio y destacó que en los últimos cuatro años 400.000 pymes se han beneficiado de la labor de las cámaras, se han creado más de 11.000 empresas y se han formado a más de 100.000 jóvenes.

Por último, confió en que España puede atraer más inversión en un momento en que en Europa hay países que “de alguna forma atraviesan problemáticas” y “es una oportunidad de posicionarse en el proyecto europeo” y defendió que Europa establezca una alianza con América Latina.
 

Evento relacionado: 

Galería