El Secretario de Organización del PSOE, en el Fórum Europa

Blanco anuncia que el PSOE tenderá la mano al lehendakari y cree que se abren expectativas para conseguir la paz

Niega que haya habido contactos oficiosos con Batasuna y advierte que el diálogo será con los que respetan las reglas del juego

MADRID, 19 de abril. El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, aseguró hoy que los socialistas tenderán la mano al lehendakari Juan José Ibarretxe, no poniendo límites al diálogo y al acuerdo y anunció que "se abren expectativas para conseguir la paz". Blanco quiso desmentir también que haya habido conversaciones "ni oficiales, ni oficiosas" con Batasuna, en contra de lo afirmado ayer por Arnaldo Otegi. El dirigente socialista realizó estas afirmaciones durante su intervención en el FORUM EUROPA, organizado por Nueva Economía, con la colaboración de Europa Press y el patrocinio de BT e ING Direct.

En el coloquio que siguió a su intervención, explicó que el PSOE tiene "por costumbre tender la mano siempre". Aclaró que esto es lo que se llama, "algunas veces despectivamente, 'el talante'". Una definición que él aplica para referirse a la "etiqueta de calidad del Gobierno de Zapatero". "Queremos superar la actual situación de crispación y de enfrentamiento que vive la sociedad vasca y eso sólo se puede hacer desde un diálogo y desde el acuerdo y en ese sentido sí le vamos a tender la mano al lehendakari", aclaró. Precisó, en este sentido, que el PSOE "no va a poner límites al diálogo y a los acuerdos". Al ser preguntado si podrían darse un abrazo, respondió en tono de broma que el presidente "es muy afectivo" y añadió: "vamos a ver, esa escena es interesante".

No obstante, recordó algo que, dijo, no están dispuestos a hacer. Se trata de la "escena de sofá" entre Xabier Arzalluz y José María Aznar, tras la cual el primero aseguró que había conseguido más en 14 días de gobierno de Aznar que en 14 años de gobierno de Felipe González. "A los dos años vino Estella y yo creo que Estella no va a volver nunca más", apostilló.

MESA DE PARTIDOS CON LOS QUE RESPETAN LAS REGLAS DEL JUEGO

 

Al ser preguntado si en una mesa de partidos tiene cabida el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV), Blanco reiteró que la política vasca se tiene que hacer a través del "diálogo sin exclusiones". Pero matizó también que "el diálogo hay que hacerlo con quienes respetan las reglas del juego, la Constitución y los procedimientos". Por lo tanto, añadió, "con ese límite todo el diálogo es posible con todas las fuerzas políticas". No obstante, aclaró que "han de ser otros los que tederminen si sus planteamientos políticos es mueven dentro de las reglas del juego".

Sin embargo, no aclaró qué es lo que se debe hacer, en su opinión, si algún partido no respeta las reglas del juego. Así, ante la pregunta de si, en ese caso, se deberían ilegalizar al PCTV, Blanco dejó claro que los tribunales "son los que deberán decidir en su momento si, tomada alguna iniciativa, hubiera causas que pudieran justificar algún proceso de ilegalización" del PCTV.

ACUSA A ACEBES DE MALA FE POR PEDIR LA ILEGALIZACION DEL PCTV


En este punto, quiso aclarar que el PCTV ha podido concurrir a las elecciones porque en septiembre de 2002 fue "inscrito y legalizado" por el anterior ministro del Interior, Angel Acebes. Además, aclaró, que lo fue después de haber analizado numerosos informes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Blanco cree que, en aquel momento, Acebes actuó de "buena fe" por entender que no había causa alguna que hiciera posible la ilegalización. Sin embargo, considera que ahora, actúa de "mala fe" porque ahora "sin ninguna información nueva" está pidiendo la ilegalización.

POLÍTICA MÁS QUE GOBIERNO

 

En ese diálogo sin límites que plantea, Blanco aseguró que los electores han querido situar al PSE como una "fuerza determinante en la política vasca". Según su análisis, el lehendakari se presentó a los comicios planteando estas elecciones como un "plebiscito" sobre su plan que "ha perdido" por lo que este plan, dijo, "ya forma parte del pasado". "No hubo un apoyo clamoroso a ese plan, sino una bajada clamorosa", apostilló.

El resultado, en su opinión, significa que los vascos han comprendido que el futuro de Euskadi no puede basarse en la "división de los vascos ni en las imposiciones, sino en los acuerdos y la superación de los enfrentamientos".

Por ello, no quiso detenerse en si el PSE debe o no formar parte del Gobierno vasco. "Le corresponde a los socialistas vascos decidir el camino a emprender", afirmó. Pero matizó que "lo importante no es el Gobierno, sino al política que se va a hacer" con el fin de superar la imposición para dar lugar al "entendimiento y el acuerdo. Así, apuntó que el nuevo estatuto se tiene que hacer por "amplio consenso" y reiteró que sería bueno contar con dos tercios de la Cámara, algo por lo que ha apostado Zapatero.

EXPECTATIVAS PARA CONSEGUIR LA PAZ

En esta línea, expresó su opinión de que ahora hay posibilidades de lograr la paz. Argumentó que la tarea de acabar con ETA no corresponde sólo al Parlamento vasco, sino al conjunto de la sociedad española. Pero opina que "se abren expectativas para conseguir la paz".

"Se abren --dijo-- porque hemos conseguido entre todos aislar política y socialmente al terrorismo, combatir eficazmente a ETA, que nos lleva a afirmar que hoy está más debilitada que nunca, conseguido por el conjunto de la sociedad, las fuerzas políticas, las FCSE y la colaboración de países vecinos como Francia". Por lo tanto, apostilló, "estamos en un escenario muy importante para conseguir ese objetivo".

Además, apuntó su convencimiento de que en Euskadi "algo se está moviendo" y puso como ejemplo que lo que considera "ausencia de crispación" en esta campaña electoral.

No obstante, desmintió a Arnaldo Otegui, quien ayer afirmó que entre el PSE y Batasuna había conversaciones oficiosas. "Desmiento que hubiera conversaciones ni oficiales, ni oficiosas con Batasuna, lo desmiento", espetó y al ser preguntado si las ha habido "más allá", en referencia a ETA, aseguró: "tampoco".

COMISION PARA LAS REFORMAS

 

José Blanco también lanzó duras críticas contra el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, por afirmar que ETA ha vuelto al Parlamento vasco. "Sabía que usaba gafas, pero no que tuviera una miopía tan acusada como está demostrando", argumentó, para acto seguido apuntar que podía ser una "miopía interesada" por saber que no ha sido la estrategia del PP quien ha acabado con el Plan Ibarretxe.

No obstante, el dirigente socialista apostó por mantener y reforzar el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo por haber sido un instrumento útil contra ETA.Y "reforzarlo", apuntó, significa "compartir más estrategias" y "no utilizar el terrorismo como arma electoral", no decir, añadió, "que Zapatero le da bazas a ETA", como ha hecho Rajoy.

Además, Blanco, quien rechazó que el Gobierno se haya planteado modificar la Ley de Partidos Políticos, se mostró dispuesto a reunir la Comisión que acordaron Rajoy y Zapatero para pactar las reformas de la Constitución y los Estatutos. Dijo estar convencido de que es "imprescindible" llegar a acuerdos entre el PP y el PSOE para estas reformas e instó a los populares a que "se bajen de la radicalidad" y se pongan "manos a la obra" para trabajar en estas reformas. Para el secretario de Organización del PSOE, el PP tiene un problema de "contradicciones" porque, por un lado, no quieren hablar de reformas y por otro, algunas comunidades como la valenciana, las están promoviendo.

Evento relacionado: 

Galería