Durante el desayuno informativo del Fórum Europa

Barkos niega “desproporción” en que Pamplona extienda el euskera a dos guarderías de la ciudad

Patrocinado por Red Eléctrica de España, BT y Asisa

MADRID, 23 de febrero. La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, negó hoy en el Fórum Europa que haya “desproporción” en la decisión del Ayuntamiento de Pamplona de extender el euskera a otras dos guarderías de la ciudad, cuyos padres deberán cambiar de centro a los niños si quieren seguir usando el castellano.

Barkos hizo esta afirmación en el encuentro informativo organizado esta mañana en Madrid por Nueva Economía. Durante este encuentro, la presidenta de Navarra fue preguntada por el hecho de que el Consistorio de Pamplona, donde gobiernan EH Bildu, Podemos y Geroa Bai, haya decidido hacer del euskera la lengua preferente de otras dos de las 17 guarderías municipales de la ciudad.

La presidenta de la comunidad foral explicó que esta decisión del Ayuntamiento pamplonés supone que las dos nuevas guarderías municipales en euskera se sumarán a las otras dos que ya funcionaban con este idioma, con lo que en adelante habrá cuatro en lengua vasca y 13 en castellano.

DEMANDA “SIMILAR”
Por este motivo, Barkos se preguntó “dónde está la desproporción” respecto a esta decisión y censuró el “grado de desconocimiento” que considera que existe a nivel estatal sobre cuestiones como el uso del euskera.

Añadió, en este sentido, que hay “muchos padres y madres” en Pamplona que también querían euskera en guarderías municipales, al tiempo que defendió que las distancias en la capital navarra no son un “problema”, en referencia a que no tendrán muchas dificultades los padres que deban cambiar ahora a sus hijos de centro para seguir acudiendo a un centro en castellano.

Insistió en que la demanda de euskera en guarderías de Pamplona es “absolutamente similar” a la de castellano. Asimismo, sostuvo que es “inadmisible” que se pretenda hacer de euskera “un elemento de enfrentamiento entre los navarros”.

Evento relacionado: 

Galería