El presidente del Principado de Asturias en el Fórum Europa

Barbón arremete contra la política fiscal de Madrid y denuncia el “uso torticero” de los impuestos entre autonomías

Bajo el mecenazgo de       

MADRID, 23 de septiembre. El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, arremetió este lunes en el 'Fórum Europa' contra la política fiscal de la Comunidad de Madrid y, en concreto, contra su presidenta, la popular Isabel Díaz Ayuso, porque “sus rebajas” fiscales “repercuten” no solo en los servicios a la ciudadanía sino también en la “pujanza del resto de comunidades”.

En su intervención en el acto informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, Barbón abogó por una reforma de la financiación autonómica, al considerar “injusto” que sea “sólo” por el número de habitantes, porque su comunidad se ve muy afectada por la orografía, la dispersión poblacional y el envejecimiento.
 
Asumiendo que se metía “en la boca del lobo” al criticar en Madrid a la presidenta Díaz Ayuso, Barbón pidió que “al hablar del sistema de financiación también se tengan en cuenta las decisiones fiscales de cada comunidad. Al menos, que quien rebaja impuestos y renuncia a ingresos se ponga colorado a la hora de reclamar más recursos”.
 
Denunció que “la competencia tributaria a la baja, en realidad un auténtico 'dumping' fiscal, conlleva efectos colaterales, y no todas las autonomías partimos de la misma línea de salida” y dijo que “Madrid se beneficia tanto de la herencia centralista, y ahí está la estructura radial de las comunicaciones, como de su condición de capital administrativa".
 
Aunque admitió que el uso que hace Ayuso de la política fiscal es “legítimo”, indicó que supone un “flaco favor” a la solidaridad y defendió “rotundamente una armonización” impositiva entre las comunidades, es decir, "una justicia fiscal que sea garantía de igualdad de oportunidades”.
 
Asimismo, apuntó que esta cuestión ha llevado a que “el supuesto agravio económico” haya “alimentado los relatos nacionalistas” por el “uso torticero” en algunas comunidades de las competencias fiscales que ha llevado a “competir” entre las regiones.
 
A su juicio, en España no puede darse una “competición visceral” por la política fiscal porque eso contraviene la Constitución y las competencias atribuidas a las autonomías basadas en la solidaridad.
 
Abogó también por abordar qué “tipo de Estado federal queremos”, ya que afirmó que España no deja de ser un “peculiar sistema federal”, y adelantó que el Ejecutivo asturiano defenderá “uno que asegure la equidad en la prestación de servicios en todo el territorio” y acabe con la generalización autonómica del agravio comparativo que ha pasado a ser un argumento político recurrente.
 
El presidente del Principado aseguró que aún no han recibido ninguna entrega a cuenta por parte del Ministerio de Hacienda, pero celebró que el departamento que dirige María Jesús Montero esté buscando “resquicios legales” para sortear la situación al estar limitado por estar el Ejecutivo “en funciones”.
 
Criticó a los que antes reclamaban estas cuestiones y ahora que habrá elecciones el 10-N arremeten contra el Gobierno tachando de electoralista que estén “a punto de encontrar esa solución” de dar entregas a cuentas a los gobiernos autonómicos.
 
ASTURIAS
 
Por otra parte, el presidente asturiano aseguró que no entiende Asturias sin una industria potente y señaló que la situación del grupo Vesuvius –que presentó un  expediente de regulación de empleo para cerrar las plantas de Langreo (Asturias) y de Miranda de Ebro (Burgos)- no esta motivada por una cuestión de costes energéticos sino por un "ajuste económico, porque quiere tener mayores ganancias y como no hay ninguna limitación jurídica porque un Gobierno de España las eliminó pues quiere trasladar su producción a Polonia". "Es lo que yo llamo, aunque algunos se echen las manos a la cabeza, el capitalismo más salvaje", aseveró.
 
Respecto a la situación que se vivió con Alcoa, Barbón agradeció la gestión del Gobierno, directamente a la labor de la ministra de Industria, Reyes Maroto – presente en el acto- por el "rigor con el que trabajó el ministerio para lograr una solución para la factoría".

Evento relacionado: 

Galería