El consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social del Gobierno vasco en el Fórum Europa

Azkarraga desmiente que el Gobierno vasco esté negociando con el PCTV su apoyo a la consulta en el parlamento

Patrocinio de

MADRID, 16 de junio. El Consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, negó hoy que "haya ningún tipo de movimiento" para asegurar el apoyo en el Parlamento vasco del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) a la propuesta de consulta del lehendakari Juan José Ibarretxe, que se debatirá el próximo 27 de junio. Azkarraga hizo estas manifestaciones en el Fórum Europa organizado por Nueva Economía Fórum, donde insistió en que el Gobierno vasco no está haciendo ninguna gestión para garatizarse el apoyo de la izquierda abertzale. Aseguró también que en "EA no hay ningún tipo de movimiento" en esa dirección y afirmó tener "casi la seguridad de que en el caso del resto de los partidos (del tripartito) tampoco".

En caso de que el Parlamento vasco rechace la consulta el próximo 27 de junio, el Gobierno vasco no tiene un "plan B", según dijo Azkarraga. El Ejecutivo de Ibarretxe "no improvisa de la noche a la mañana un planteamiento así, que está hecho desde principio de la legislatura".

En todo caso, abogó por no adelantarse a un eventual rechazo porque "creemos que la consulta puede y va a celebrarse. Es una consulta legítima y democrática y no hay ninguna razón objetiva para oponerse".

No obstante, al ser preguntado por si la intención de Ibarretxe es convocar elecciones en caso de no obtener el visto bueno de la Cámara vasca a su propuesta, Azkarraga recordó que el propio lehendakari ya dejó claro que así lo haría.

En caso de que la iniciativa resulte aprobada y un recurso del Gobierno central al Tribunal Constitucional la paralice, "lo que tiene que hacer el Parlamento vasco sería estudiar el procedimietno y recurrir, en defensa de su decisión".

Azkarraga no quiso revelar si en caso de suspensión judicial de la decisión del Parlamento vasco se celebraría la consulta y defendió que se decida "cada cosa en su momento".

Además, el Ejecutivo dirigido por Ibarretxe no quiere plantearse el escenario de una derrota parlamentaria porque "algo tan sensato y tan normal como plantear la exigencia de la disolución de ETA y una vez producida terminar con la violencia" o explicitar el derecho a decidir su futuro de la sociedad vasca, "son preguntas tan normales que cualquier fuerza política tendría que apoyarlo".

Por ello, dijo, aún "tengo la esperanza de que en estos diez días se puedan reconducir las cosas" para contar con el apoyo de socialistas o populares, que ya hace tiempo que han anunciado públicamente su voto contrario.

En cuanto al apoyo de los parlamentarios abertzales, Azkarraga criticó la idea de que se pueda rechazar el voto de una fuerza política determinada "porque podría contaminar la decisión".

"Todos lo votos en el Parlamento vasco", dijo, "tienen la misma legitimidad, están elegidos por la misma ley electoral, el Fiscal General optó por permitir la presencia de estas fuerzas en el Parlamento y es una gran hipocresía insistir en que si el PCTV vota a favor de la propuesta, queda contaminada".

CONTRA GARZÓN

En este punto el consejero vasco se refirió al juez Baltasar Garzón sin nombrarlo y criticó su utilización del puesto de magistrado de la Audiencia Nacional "para influir en política".

Recordó que el juez "nos ha advertido que tengamos cuidado de contar con los votos de EHAK porque podría ser ilegalizada" y exigió "menos hipocresía" puesto que "nunca he oído a ese juez ni a ningún medio de comunicación, que el voto de EHAK contamine las propuestas del PSE y del PP cuando se oponen al Gobierno vasco".

En su opinión, "no hay que ser demócrata un ratito, hay que ser demócrata todo el recorrido y, sobre todo, hay que ser bastante menos hipócrita". Pese a ello, insistió en que el Gobierno vasco no está negociando el apoyo a su iniciativa con ningún otro partido.

El dirigente de EA tiene además el convencimiento "de que a ETA no le gusta esta consulta" que, aseguró, "no se hace para agradar a ETA, sino para que sea la sociedad la que exija la desaparición del terrorismo".

INTERLOCUCIÓN VÁLIDA

Dado que el PSE insta al Ejecutivo vasco a llegar a acuerdos con las demás fuerzas políticas en Euskadi y acusa al tripartito de no promover el diálogo para conseguirlo, Azkarraga aseguró que el Gobierno vasco "ha demostrado" que está dispuesto a promover el diálogo con los socialistas en Euskadi con especial intensidad desde que en 2005 se presentó el proyecto de reforma del Estatuto.

"Durante meses", insistió, "el lehendakari ha estado con la mano tendida" al presidente Zapatero "y lo único que hemos obtenido es el rechazo y el desprecio a esa voluntad de diálogo".

Además, denunció que los líderes del PSE son interlocutores "cada vez menos válidos" para tratar los problemas del País Vasco, porque cada vez se trata de "avanzar" la respuesta es "no, no, eso hay que hablarlo con José Luis (Rodríguez Zapatero)".

En ese sentido, el consejero vasco insistió en que el Gobierno del que forma parte quiere tener una "interlocución válida" en Euskadi y que el PSE tuviera "por lo menos la misma autonomía que tiene el Partido Socialista en Cataluña".

Evento relacionado: 

Galería