Durante su participación en el Fórum Europa

Arias Cañete insta a Rajoy a reunirse con Macron ante la situación “crítica” de las interconexiones eléctricas

Patrocinado por Red Eléctrica de España, BT y Asisa

MADRID, 1 de diciembre. El comisario europeo de Acción por el clima y Energía, Miguel Arias Cañete, afirmó este viernes en el Fórum Europa que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debería celebrar una gran cumbre internacional con su homólogo francés, Emmanuel Macron, ante la situación “absolutamente crítica” de las interconexiones eléctricas y “visto el nuevo espíritu” de la administración gala.

Así se expresó Arias Cañete en este evento organizado por Nueva Economía Fórum, en el que explicó que Portugal también debería participar en la cumbre.
A este respecto, advirtió de que los niveles de interconexión condicionan el avance de las renovables ya que permiten tener mejor respaldo cuando este tipo de energías no puede producir.

Por ello, reiteró que “son un escollo fundamental” y añadió que “ninguna medida será efectiva si no hay interconexiones”.

Además, valoró las recientes declaraciones públicas de Macron en las que alentó a participar en interconexiones, para poder garantizar un mejor uso de las renovables.

En cuanto a la situación actual, denunció que España está lejos de alcanzar el objetivo del 10% previsto para 2020, algo que ya han logrado 17 estados europeos, así como para llegar al 15% fijado para 2030.

En esta línea, valoró el reciente acuerdo entre Red Eléctrica y su homóloga francesa para desarrollar la conexión por el golfo de Vizcaya con el objetivo de culminarla en 2025, aunque advirtió de que son necesarias otras dos conexiones transpirenaicas.

En concreto, gracias a la conexión por Vizcaya, España llegará a los 5.000 megavatios (MW), lo que supone al redor de un 5% de interconexión.

Por último, tachó de “inexplicable” que el nivel de interconexiones de España fuera “absolutamente mínimo” hasta el año 2014.
 
Cañete comentó en el citado evento informativo, celebrado en Madrid con la organización de Nueva Economía Fórum, que “dos de los mayores desafíos” a los que se enfrenta el mundo son “la lucha contra el cambio climático y la transición energética” para dejar bajo tierra los combustibles fósiles en 2050.

Subrayó que la UE redujo el año pasado sus emisiones de gases de efecto invernadero un 23% respecto a 1990, periodo en que la economía europea creció un 53%, pero precisó que las emisiones en el transporte por carretera aumentaron un 20% y se trata de un sector “dinámico que está en crecimiento continuo”.

Por ello, Cañete señaló que “hay que actuar” y la Comisión Europa lo ha hecho estableciendo límites en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) para los vehículos de combustión interna y con estímulos para el desarrollo de vehículos de bajas emisiones, desde “una perspectiva de preocupación” porque Europa ha liderado el mercado mundial de vehículos con motores de combustión, pero las tendencias han cambiado.

En este sentido, apuntó que se está produciendo “una fuerte expansión” del desarrollo de vehículos eléctricos en China y la India, principalmente con el desarrollo de baterías, cuya producción “ha desaparecido en la UE”. “El liderazgo en vehículos eléctricos lo estábamos perdiendo”, agregó.

Cañete indicó que la Comisión Europa ha aprobado estímulos para que los fabricantes europeos de automóviles “vuelvan a tener ese liderazgo mundial” con mecanismos de apoyo a la innovación para desarrollar nuevas patentes de baterías de nueva generación, así como más gamas de vehículos de bajas emisiones (eléctricos, hídridos enchufables o de hidrógeno).

“Hay que establecer sistemas de recarga y aquí muere el artista porque los fabricantes no producen porque no hay recarga y los que podrían poner puntos de recarga dicen que para qué voy a gastar en la recarga si no hay coches eléctricos, y entre todos lo mataron y él solito se murió”, apostilló.

A este respecto, comentó que la Comisión Europea puso su “granito de arena” proponiendo que haya precableado de sistemas de recarga en los edificios nuevos, así como que esto pueda hacerse en una de cada 10 plazas en lugares comerciales, pese a lo cual el Consejo de Ministros de la UE determinó una sola plaza en las zonas comerciales con más de 10 plazas.

“Imaginemos el parking del Bernabéu o el del Atlético de Madrid, con 15.000 coches aparcados allí con una plaza de recarga. A bofetadas todos por ver dónde recargar el coche para volver a casa”, dijo.
 

Evento relacionado: 

Galería