El Presidente de les Illes Balears en el Foro de la Nueva Economía

Antich se da por satisfecho con el régimen de financiación y renuncia al modelo canario

Colaboran  y GESA-ENDESA

PALMA DE MALLORCA, 12 de diciembre. El presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, mostró hoy su satisfacción por el régimen especial de financiación del que goza Baleares y dio por cerrado el debate en torno a la idoneidad de reivindicar un régimen fiscal como el de Canarias. En el coloquio posterior a la conferencia que impartió hoy en el Foro de la Nueva Economía, que celebra Nueva Economía Fórum en Palma de Mallorca, Antich recordó que "siempre hemos defendido la Ley de Régimen Especial y no fiscal", pues "un cambio a fiscal", explicó, "sería hoy imposible porque a duras penas la UE ha aceptado que este tipo de actuaciones se puedan aplicar a las Islas Canarias por su condicion de lejanía con Europa".

Su Gobierno seguirá defendiendo la vigente Ley de Régimen Especial, aprobada en 1998, pero que "ha tenido muy poca aplicación". Recordó que el Estatuto de Autonomía ya contempla, tras su reforma, de un instrumento financiero complementario al actual sistema de financiación, si bien subrayó que Baleares sigue siendo la comunidad autónoma más perjudicada por el actual sistema de financiación.

Un sistema, lamentó, que "aún tiene en cuenta la población de 1999". Sólo si se aplicase en el modelo vigente hoy la población real, ello supondría un desembolso del Estado en las islas de unos 200 millones de euros más, apuntó.

Preguntado por el anterior presidente del Govern, Jaume Matas, y la polémica en torno a su contratación por el grupo hotelero Barceló, lo que podría ir en contra de lo que establece la ley balear de incompatibilidades, Antich se limitó a decir que "ni tengo nada en contra ni a favor del señor Matas".

Sobre esta cuestión, agregó que "lo único que sé es por los periódicos y espero que cualquier actuacion se haya llevado a término teniendo en cuenta lo que dice la ley y estoy convencido de que un presidente lo habrá hecho así".

Por otra parte, valoró la decisión del PP, ayer en el Pleno del Parlament, de abstenerse en la votación de confirmación del decreto de moratoria urbanística que paraliza determinados proyectos urbanísticos en zonas ahora protegidas.

Consideró Antich que esta postura del PP abre las puertas a un consenso parlamentario en torno a la futura ley de protección del territorio, cuyo proyecto de ley podría aprobar el Consell de Govern este próximo viernes.

Acerca de la decisión de los responsables de la candidatura olímpica de Madrid 2016 de excluir a Palma de Mallorca como subsede olímpica de vela, en beneficio de Valencia, dijo que "es una pena, porque Palma reúne las mejores condiciones para acoger este evento".

Por último, preguntado por su planes en torno al Metro de Palma, cerrado tras el verano por sufrir inundaciones, señaló que "estamos intentando que lo más rapidamente posible se ponga en marcha el servicio".

En todo caso, confirmó que la idea del Govern no es ampliar el Metro y sí trabajar sobre líneas de tranvía desde Palma al aeropuerto y a la zona turística de Playa de Palma, así como ampliar la red de trenes a las localidades mallorquinas de Alcùdia y a Artá.

Evento relacionado: 

Galería