Destacado
  • #NEFOnline con MINISTRO ESCRIVÁ APLAZADO AL 4 DE JUNIO POR NECESIDADES DE AGENDA DEL MINISTRO

 

Varios autores de libros acerca de políticos en el Fórum Europa

Analistas políticos consideran que la celebración de debates electorales ya no tiene marcha atrás

Con el patrocinio de BT, Red Eléctrica de España y Asisa

MADRID, 6 de marzo. Seis periodistas autores de libros sobre los principales líderes políticos españoles aseguraron hoy que la celebración de debates preelectorales, tras 15 años, ya no tiene marcha atrás, y confían en que a partir de ahora se conviertan en una obligación antes de los comicios. Pilar Cernuda, Lucía Méndez, Fernando Jáuregui, Pablo Iglesias, Esther Jaén y Enric Sopena hicieron esta afirmación durante su intervención en un encuentro informativo del Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum.

Lucía Méndez, autora de "Duelo de titanes", afirmó que los debates televisados "no han movido un voto", porque ambos contendientes hablaron "para los convencidos". A su juicio, el segundo enfrentamiento "fue una mala copia del primero", en el que se trataron los mismos temas y bajo las mismas reglas, por lo que abogó por un formato en el que varios periodistas puedan preguntar a los candidatos.

Criticó, además, la campaña "espectáculo", muy "a la americana", que se ha hecho y que, en realidad, ha quedado vacía de contenido tras la celebración de los "cara a cara". Ahora "sólo se habla de la niña de Rajoy y la campaña ha quedado reducida al chascarrillo", dijo.

Por su parte, Enric Sopena, autor de "La EsPPaña de Rajoy", consideró muy "relevante" la celebración misma de los debates después de 15 años sin que los dos principales candidatos a la Presidencia del Gobierno se enfrentaran en un "cara a cara".

Ante esa valoración positiva, los fallos son cuestiones "menores". Aseguró no saber si "han movido votos", pero se mostró convencido de que los debates "fortalecen la democracia y promueven la participación".

Según Esther Jaén, el supuesto "trasvase" de votos entre simpatizantes del PP y del PSOE que indicaron algunas encuestas tras los debates "es una broma", aunque su celebración en sí misma es "un gran logro".

CHAMPION

Los "cara a cara" tienen la virtualidad de generar un "ambiente de final de Champion", que favorece la "movilización" del electorado y que "fomenta la participación", aunque, por el lado contrario, son los responsables de que la campaña electoral tradicional quede devaluada.

Pilar Cernuda, autora de "Contra el talante", confesó sentir una "envidia espantosa" del sistema norteamericano, que ha permitido medirse en más de una veintena de debates a los candidatos demócratas, Hillary Clinton y Barack Obama.

Fernando Jáuregui, que ha escrito "La decepción", afirmó que "está bien un poco de espectáculo" en la contienda política y defendió que los ciudadanos tengan la posibilidad de ver batirse a los "gladiadores", aunque este modelo de campaña política acabe degenerando y el mensaje de los candidatos quede sólo en "la anécdota".

En opinión de Pablo Iglesias, coautor de "Si yo fuera presidente", los debates entre candidatos "son positivos para la democracia" y los altos índices de audiencia que han registrado los dos celebrados entre Zapatero y Rajoy demuestran que los ciudadanos están interesados en la política.

En contra de la propuesta de Méndez, Iglesias se mostró contrario a los debates en los que los periodistas sean los que planteen las preguntas a los candidatos, porque "para eso ya están las entrevistas".