El Comisario Europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, en el Foro de la Nueva Economía

Almunia señala a la educación como "prioridad" en las reformas que debe acometer España con urgencia

Acto patrocinado por OHL

Madrid, 19 de septiembre. El comisario europeo de asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, aseguró hoy que entre las reformas que España tiene pendientes para abordar con garantías el futuro la "prioridad absoluta", "la clave", está en una reforma educativa desde la base hasta la universidad. Así de rotundo se mostró Almunia durante su participación en el Foro de la Nueva Economía organizado por Nueva Economía Fórum con la Colaboración de The Wall Street Journal Europe, donde reiteró que, en España, "la educación es la primera prioridad, y la segunda, y la tercera".

Para el comisario europeo es necesario modificar el sistema educativo para hacer más competitiva a la economía y, para eso, hay que cambiar desde la información primaria hasta la universidad, así como los doctorados y postgrados, e insistir en el nexo de unión entre los estudios y el mundo laboral.

Además, Almunia alertó del elevado déficit exterior de la economía española (33.000 millones de euros hasta junio, un 4% del PIB) y aseguró que, por el momento, España puede financiar este déficit pero "aunque no genere angustia y nerviosismo, si debe provocar preocupación".

Por otra parte, denunció la "fatiga" de las exportaciones españolas y del turismo, el crecimiento de la inflación por encima de la media comunitaria y el encarecimiento de los costes laborales. Todo ello genera pérdida de competitividad en el exterior, dijo.

Finalmente, sobre la subida de impuestos acometida por el Gobierno español para paliar el déficit sanitario, penalizando el tabaco y el alcohol, Almunia dijo que no tenía opinión política y que si respetaba la norma sobre impuestos de la UE eran correctos.

PETRÓLEO

Almunia se refirió también al escaso crecimiento de la economía europea por la falta de reformas y también por el impacto de la subida del petróleo, si bien reconoció que efecto de la subida de los combustibles sobre el crecimiento está siendo menor del esperado.

Para el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, la Comisión rebajará por ello sus previsiones de crecimiento a la baja respecto a las realizadas en primavera.

Así, el próximo noviembre prevén rebajar el crecimiento previsto a la eurozona desde el 1,6% para 2005 a un intervalo de entre un 1,2% y un 1,5%. Para el conjunto de Europa caerá desde el 2% al 1,7%.

Evento relacionado: 

Galería