Alejandro Quecedo (SEO/BirdLife): “Las oportunidades laborales de los jóvenes están en duda por la crisis climática”

Mecenas grupo de Salud ASISA y la compañía de comunicaciones EVOLUTIO y teniendo a MICROSOFT como socio tecnológico. 

10 de septiembre de 2020. El activista de SEO/BirdLife y miembro de la red de acción climática juvenil de la Unesco Alejandro Quecedo aseguró en ‘NEF Online’ que las oportunidades laborales de los jóvenes “están en duda por la crisis climática” porque, a pesar de que continúan formándose y preparándose para su incorporación al mercado laboral, el sistema educativo “no está dando respuesta” a este desafío.

Así lo expresó durante su intervención en un nuevo encuentro de Nueva Economía Fórum protagonizado por la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en la que puntualizó que la sociedad del futuro, marcada por la Agenda 2030, “es totalmente distinta a la actual”.

 

“Sin embargo, los jóvenes seguimos estudiando y preparándonos para unas oportunidades laborales cuya cabida en el ámbito profesional está en duda por la crisis climática”, insistió este estudiante burgalés de 18 años afincado en Noruega.

 

A su juicio, los empleos que deberán desempeñar los trabajadores de las nuevas generaciones “de aquí a diez o doce años no son los que tenemos que desarrollar a día de hoy”. “Sin embargo, nuestro sistema educativo no está dando respuesta a esto”, lamentó.

 

Para Quecedo, la pandemia “ha acentuado este problema y ha demostrado la precariedad de los jóvenes” y, en este punto, tildó de “muy preocupante” para el futuro de su generación en el marco de la transición ecológica el hecho de que España se haya convertido en el segundo país europeo con mayor paro juvenil.

 

A este respecto, si bien reconoció que muchas organizaciones y foros han tratado de introducir “cambios a favor de la juventud”, criticó cómo “cada vez la realidad se distancia más de las intenciones”.

 

Con todo, valoró el “cambio de discurso” que se ha podido advertir en los últimos meses con relación al papel de la juventud en la lucha contra el cambio climático en diversos foros económicos, sociales y políticos y cómo se han rescatado términos que se refieren a este problema como “cuestión intergeneracional” y que, según este activista, “llevaban en desuso prácticamente desde el siglo XIX”.

 

“Hemos visto también cómo se empezó a describir a los jóvenes como agentes del cambio y, por supuesto, cómo se les ha intentado integrar en la toma de decisiones a distintos niveles”, señaló, para, a continuación, advertir de la relevancia de que la Declaración Universal de los Derechos Humanos contemple el derecho de la humanidad a un medioambiente sano.

 

Un derecho que, a su entender, está siendo “completamente vulnerado en la sociedad actual”. “Si no se respeta, el resto de la declaración será totalmente violada para generaciones venideras”, advirtió, convencido de que, "si no conservamos un medioambiente sano en el mundo de hoy, las esperanzas para que generaciones venideras puedan disfrutar el resto de esta declaración son muy escasas”.