Destacado

 

Fórum Europa. Tribuna Euskadi con Eduardo Junkera

Junkera defiende la cultura de la “meritocracia” de los países asiáticos como incentivo para el trabajador

Bajo el mecenazgo de     

BILBAO, 10 de febrero. El presidente de la Asociación de Empresas de Guipúzcoa (Adegi), Eduardo Junkera, defendió este lunes en en el ‘Fórum Europa. Tribuna Euskadi’ la cultura de la “meritocracia” que impera en países asiáticos como Singapur, cuyas empresas “están formadas por personas que tienen hambre por ser mejores”.

Junkera, protagonista en el acto informativo que organizó Nueva Economía Fórum en Bilbao, comparó esa situación con la de España, donde bajo su punto de vista “se desincentiva a quien quiera esforzarse por evolucionar”.
 
Aludió a un reciente estudio del BBVA que cifra en un 76% la tasa de personas que defienden que el Estado debe jugar un papel principal a la hora de asegurar que todos los ciudadanos gocen de un nivel de vida digno. Por el contrario, dos de cada diez opina que es cada individuo el que debe ser responsable de asegurar su propio nivel de vida.
 
“Nuestra sociedad responsabiliza mucho a la administración de cuidar su bienestar y no se preocupa tanto de procurarse su nivel de vida digno”, advirtió el presidente de los empresarios de Guipúzcoa, que apuntó que en esta sociedad “la meritocracia es un aspecto poco valorado”, lo que “desincentiva a quien quiera esforzarse por evolucionar”.
 
Una situación que bajo su punto de vista contrasta con la de los países asiáticos, que “evolucionan de forma rápida y muy competitiva”. “Primero fue Japón. Ellos venían hace cuatro décadas a copiar las máquinas que hacíamos aquí. Hoy son referentes mundiales y ahora muchas de nuestras empresas tratan de imitar sus tecnologías”.
 
Junkera se detuvo en el caso de Singapur, país que su asociación visitó el pasado año y que, “salvando las distancias, tiene algunas similitudes con Euskadi”. El presidente de Adegi subrayó que este territorio asiático era hace 54 años “un país pobre” en el que “reinaba la corrupción”. Tenía una renta per cápita de 500 dólares. “Hoy es de 62.000 dólares”, subrayó Junkera, que añadió que Singapur es ahora una de las zonas “más ricas del mundo” y “lidera casi todos los rankings internacionales de calidad de vida, seguridad, anticorrupción, etc.”.
 
“Este país no cuenta con recursos naturales ni materias primas significativas, su gran atractivo es el talento de las personas”, subrayó.
 
“¿Y cómo lo han hecho? Con una apuesta muy decidida por la educación y un sistema meritocrático y honesto”. El líder de Adegi destacó que en Singapur los trabajadores tienen un “afán de superación máximo”, lo que les permite disponer de “un nivel de vida digno”.
 
“La realidad es que nuestras empresas, formadas por nuestras personas, con nuestra cultura, nuestros valores, deben competir en los mismos mercados que lo hacen las asiáticas y las del resto del mundo”, sentenció. 

Evento relacionado: 

Galería