Andreu Mas-Colell en el Fórum Europa

Cataluña tendrá Estado propio, “en esta generación o en la siguiente”

Patrocinado por         

MADRID, 18 de noviembre. El consejero de Economía de Cataluña, Andreu Mas-Colell, advirtió hoy en el Fórum Europa de que “si la línea extrema y centralizadora acaba prevaleciendo, si no en esta generación, en la siguiente, Cataluña tendrá un Estado propio”.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, el consejero insistió en que “lo de Cataluña no es una fiebre” ni se puede orillar por la crisis económica, sino que es un problema de tres patas: “la identidad, el autogobierno y la fiscalidad”.

Según explicó en su intervención inicial, el “núcleo duro” del conflicto no es económico, y aunque reconoce que “no es un buen momento” para plantear reivindicaciones soberanistas, consideró que la situación ha hecho que sea necesario “defenderse de un ataque a la identidad y al autogobierno”.
 
El consejero insistió en que “la ley de educación y el retroceso del autogobierno no lo hemos hecho nosotros” y criticó que el Ejecutivo de Mariano Rajoy esté aprovechando la crisis para implantar una “agenda recentralizadora”, que es “el elemento principal de lo que está ocurriendo”.

SITUACIÓN ECONÓMICA
En cuando a la situación económica, el consejero reconoció un “optimismo moderado” en relación a la salida de la crisis y afirmó que Cataluña está “preparada y deseosa de aprovechar los vientos favorables”.

Sin embargo, insistió en que “la salida de la crisis no va a ser la solución” al conflicto entre Cataluña y España, porque “vistas desde Madrid, las cosas no son simples. En Cataluña fascina el predicamento de la línea más dura y centralista. Si la línea extrema acaba prevaleciendo, si no en esta generación en la siguiente, Cataluña tendrá un Estado propio”, advirtió.

Mas-Colell pronunció su discurso ante el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. “El PP considera que el Estado de la autonomías fue un error y es altamente ineficiente”, aseguró el consejero ante el responsable del Gobierno central, que no quiso tomar la palabra en el acto, ni tampoco responder a las preguntas de los periodistas a la salida.

”El desencuentro, la desafección han llegado muy lejos”, continuó el consejero de la Generalitat, y para frenarlo, dijo, “debemos buscar distensión, entendimiento y negociación”. De hacerse así, garantizó, “no faltaremos a esa mesa”.

Evento relacionado: 

Galería